Martes 5 Julio 2022
  • Twitter
  • Facebook
  • BB

Miguel Ibarra

@Ibarra_opina

En la actualidad es muy común ser victima de acoso telefónico por parte de algún despacho de cobranza o institución bancaria, siendo o no deudor.

Cuando no eres deudor, el atropello a las garantías individuales es total y aunque en teoría existen autoridades que están facultadas para castigar estos hechos; no pueden o no quieren poner orden en el tema. 

 

La raíz de esta situación esta en que todas las instituciones que ofrecen créditos a la ciudadanía tienen un área de "autorización de créditos", misma que es operada por empleados que llevan cierta comisión dependiendo del crédito que se autorice, de tal forma que en la mayoría de los casos "no verifican a conciencia la información". Esta es la explicación por la cual somos victimas de acoso a nuestros domicilios, teléfonos, buscando personas que no conocemos y que no sabemos nada sobre su entorno.

De tal forma que sugiero una verdadera investigación de campo por parte de las empresas que brindan créditos a la ciudadanía y aun más a fondo; realizar exámenes de control y confianza a los empleados que han de realizar tan importante función.  

Testreveal

df gfdg dfg dfg dfg dfg dfg

×